REFUGIO
de mis pensamientos

¡Bienvenido a mi blog!

Inicio

Mi Perfil

Calendario
<<   Octubre 2008  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
Apúntate
Suscríbete al blog

Categorías
General (25) Sindicar categoría
Archivo
Noviembre 2009 (1)
Octubre 2009 (1)
Septiembre 2009 (2)
Junio 2009 (1)
Mayo 2009 (1)
Febrero 2009 (1)
Diciembre 2008 (1)
Noviembre 2008 (5)
Octubre 2008 (1)
Septiembre 2008 (4)
Agosto 2008 (4)
Mayo 2007 (1)
Octubre 2006 (1)
Sindicación
Artículos
Comentarios
Enlaces
artecomunicarte
Diario Sion latino
encuentros(blog personal)
escribeya
escritores y poetas
igooh(bajo apodo:abunayelma)
letraskiltras
letraslibres
Mi paradero(blog personal)
espacios amigos
Fuego en el Viento
 

Nosotros y ellos

Los animales nos observan atónitos. Sus mentes precarias carecen de los elementos necesarios para interpretar los acontecimientos que el momento les obliga a presenciar y vivir.

Influenciados por instintos natos, actúan guiados por una fuerza interna cuando el hambre los oprime. Entonces atacan a los más débiles para así calmar su primordial necesidad.

Están siempre al acecho cuidando su cría y resguardando el pedazo de su hábitat frente a los extraños.

Todo este reino subsiste amparado por una ley no escrita, que los mantiene siempre alertas, solamente violada por una fuerza mayor de auto-defensa.

Tal es el desarrollo en todo el reino animal.

Muy diferente es el mecanismo que rige en la raza humana que según los entendidos se encuentra en un nivel superior respecto a aquella.

Mucho se ha escrito sobre los elementos que consiguen influenciar, motivar o incentivar la mente humana. Este campo es privilegio de sociólogos, sicólogos y demás estudiosos de esa tan discutida y analizada masa gris, que, por medio de un continuo intercambio de líquidos y contactos nerviosos, puede llegar a ocasionar la toma de resoluciones que quizás traerán aparejadas consecuencias contrarias a la humanidad misma.

No estamos analizando a los animales, seres inferiores, estamos analizando al género humano.

El milenario deseo del poder baluarte por excelencia del hombre, más la influencia del odio otro elemento no menos negativo, convergen al punto de consolidar una barrera mental, y de allí en más el hombre se enceguece, el mal nombrado *instinto animal * aflora. El miedo ante lo imprevisto, la lucha contra la adversidad, obliga a desarrollar una fuerza de ataque capacitada para ignorar todo lo conocido, acordado o establecido. Lo primordial es llegar y conseguir la meta pre-establecida.

A lo largo de la historia cientos de casos concuerdan con estas manifestaciones producto de situaciones extremas que incidieron en dirigentes, jefes de estado, militares, inclusive en simples hombres, que enardecidos por una idea no escatimaron en esfuerzos con tal de lograr su cometido.

Los resultados la historia los recoge.


°°°°°°°°°°°°°°°°°

@bbrom

DERECHOS RESERVADOS

Publicado por beto el 20 de Octubre, 2008, 13:32 Comentarios 1 | Comentar | Referencias (0)

 

 

Blog alojado en ZoomBlog.com